Tools and resources to help your company expand globally

Cobertura de Riesgos

Riesgo de Cambio

Santander pone a su disposición herramientas para gestionar su riesgo de cambio. Le proponemos la forma más sencilla, cómoda y rápida de gestionar su riesgo de cambio que le permitirá reducir las posibles fluctuaciones de cambio de las diferentes divisas.

Mercado de divisas

Descripción

Es la estructura organizativa a través del cual se compran y se venden las diferentes monedas nacionales. Principalmente operan bancos o intermediarios financieros, bancos centrales de cada país, brokers y empresas.

Concepto de Divisa

Cualquier medio de pago (cheque, transferencia, etc.) cifrado en una moneda que no sea la nacional. También se engloban en el concepto de divisa los billetes de banco extranjeros.

Fluctuaciones de las divisas

Las divisas fluctúan constantemente debido a una serie de factores como son:

  • Operaciones de Importación y Exportación
  • Situación Político-Social
  • Indicadores económicos (Tipos de interés, Inflación, etc...)
  • Incidencias en el Mercado Monetario
  • Intervenciones Bancos Centrales
  • Liquidez del Mercado

Segmentos básicos en el Mercado de divisas

En el mercado de cambios se distinguen dos segmentos básicos, en función del tiempo que media entre la contratación y la liquidación y que configuran dos grupos específicos de operaciones y dos precios o tipos de cambio diferenciados:

El mercado de contado (spot)
La mesa de Tesorería le ofrece el servicio de Cierre de Cambio en la divisa que requiera para sus operaciones por órdenes de pago de Comercio Exterior.

Mercado a plazo o Seguro de Cambio (forward)
Los Non Delivery Forwards (NDF) son seguros de cambio desde el punto de vista de su perfil de riesgo de mercado, similares a los forwards. A diferencia de éstos, el comprador de un NDF no se compromete a realizar la compra-venta física de la divisa a vencimiento, sino que la liquidación se realiza por diferencias. Estos instrumentos encuentran cabida en los mercados de divisas de países emergentes donde existen o pueden llegar a existir barreras a la libre circulación de capitales.

Seguros de Cambio

Descripción

Es una operación de compra o venta de divisas a plazo, mediante la cual se elimina la incertidumbre que surge en cualquier pago o cobro futuro que se tenga que realizar en moneda distinta de la divisa local.

Por tanto, se trata de un contrato que firman una entidad financiera y un  exportador/importador, en virtud del cual se crea un vínculo con dos obligaciones principales:

  • Por parte del exportador/importador, a vender/comprar al Banco la divisa de la exportación/importación en una fecha determinada.
  • Por parte del Banco, comprar/vender al exportador/importador la divisa de la operación, al cambio prefijado al suscribir el contrato, al margen de la cotización que exista en el momento del reembolso/pago.

Cotizaciones de los Seguros de Cambio

Ejemplo

Una empresa que importa materia prima de los EEUU y tiene que pagar la misma a plazo, tiene un pasivo en dólares en su balance. Si sus ventas son mayoritariamente en moneda local tiene un descalce de monedas. Para cubrir ese riesgo la Empresa puede contratar con Santander una operación de Non Delivery Forward de Dólar-Peso Argentino (NDF USD/ARS) y fijar el precio al cual ha de comprar los dólares en el futuro para cancelar el precio de la importación.

Supongamos que la empresa compra un NDF de Dólar-Peso Argentino por un Monto Nocional de USD 500 Mil y con vencimiento a 180 días. El Precio Forward para esa operación es de por ejemplo 5,6 pesos por dólar.

Suponiendo que al vencimiento el valor del Dólar, Tipo de Cambio de Referencia, sea de 5,6 Pesos por Dólar, el monto de la compensación para la empresa se calcularía de acuerdo a la siguiente fórmula:

Resultado Final = USD 500.000 x (5,7 – 5,6) = ARS 50.000

Como la cotización al vencimiento es mayor que el precio pactado el cliente, que compró el contrato, recibe un crédito en su cuenta por la diferencia.

Riesgo de Insolvencia

Los dos componentes fundamentales de una operación de compraventa, sea ésta nacional o internacional, son la entrega de la mercancía y su cobro. Este último es, sin duda, el más decisivo para un exportador. Es obvio, por otra parte, que cualquier incidencia relacionada con el cobro de las mercancías vendidas será de más difícil resolución en las operaciones de comercio exterior que en las interiores. Interesa al exportador, por tanto, conseguir la mayor seguridad en la obtención del importe de la venta.

Esa mayor seguridad en los cobros derivados de operaciones comerciales internacionales puede alcanzarse por diversos caminos; los cobros anticipados, los medios de cobro documentarios o las garantías bancarias, son algunos de ellos. Otra de estas vías es lo que se denomina el "seguro de crédito", es decir, la obtención por el exportador de una garantía, a través de una compañía de seguros, de que si no cobra el importe de la venta, dicha compañía le indemnizará por el “siniestro” que supone el impago. El seguro de crédito para operaciones internas tiene una filosofía similar.

Concepto

Contrato de seguro que permite al exportador cubrirse frente al riesgo de impago, así como a otros riesgos asociados al proceso de venta al exterior. A cambio de una prima, la compañía de seguros se compromete a indemnizar al exportador frente al “siniestro” que implica el siniestro, así como a otros riesgos relacionados con la exportación.

Clasificación de tipos de riesgos

El riesgo más importante que se suele cubrir con un seguro de crédito es el de impago del comprador, que es el denominado específicamente como Riesgo de crédito, es decir, aquel que existe desde el momento en que se envía la mercancía hasta que se cobra.

El otro importante riesgo susceptible de cubrir es el derivado de que al fabricante le hagan un pedido y luego se lo cancelen. Este riesgo es particularmente importante en los productos que se fabrican exclusivamente bajo pedido, como muchos bienes de equipo y de capital (maquinaria, barcos, etc.). Esta contingencia es la que se denomina Riesgo de resolución de contrato, es decir, el existente desde el momento de la firma del contrato hasta la expedición de la mercancía.

Igualmente, puede ser cubierto el denominado Riesgo de no retirada de mercancía, es decir, aquel derivado de que el comprador, incumpliendo el contrato de compraventa, no se haga cargo de la mercancía en el punto y momento acordado, y tenga que ser recuperada por el exportador.

Pero existe otra importante clasificación de riesgos, que se superpone a la anterior, en función del motivo que genera el impago. Así estaríamos ante:

  • Riesgo comercial derivado de la insolvencia o la morosidad prolongada de los deudores privados y sus garantes
  • Riesgo político, que incluye el Riesgo de transferencia (imposibilidad de transferir divisa por razones públicas, generalmente originadas en el Estado en que radica el comprador) y el Riesgo soberano (impago de compradores públicos).
  • Riesgos extraordinarios, derivados de situaciones catastróficas.

Discover Santander international services

  • Local support
  • Globally connected
  • Multilingual
  • Simplifying international processes
Discover Santander

Contact Us